La elección de materiales en la construcción sostenible.

//La elección de materiales en la construcción sostenible.

La elección de materiales empleados en la construcción sostenible, necesita una selección de materiales ambientalmente más respetuosos, materiales recuperados o restaurados o que tengan un % de reciclado. Es importante el empleo de materiales más ecológicos como el corcho, el bambú, vinilo, la piedra, la madera, frente a los materiales clásicos como el hormigón, PVC, aditivos químicos, etc

Otro punto a considerar en la construcción sostenible es la elección de materiales locales, cuyos proveedores se encuentren en el entorno de la obra de manera que se minimice la generación de gases de efecto invernadero ligados al transporte.

Otros materiales auxiliares como las pinturas, adhesivos, aislantes deben ser seleccionados cuidadosamente evitando que contengan materiales tóxicos o dañinos para el medio ambiente. Existen alternativas ecológicas en el mercado que pueden sustituir a los productos con etiquetado de peligrosidad.

En el caso de la madera debemos procurar seleccionar aquella que proceda de bosques certificados como explotaciones sostenibles

energias renovables mejores b

La construcción sostenible tiene en cuenta las fuentes de energia renovables.

Utilización de Fuentes de energía renovable en la construcción sostenible.

Otro punto importante de la construcción sostenible en la que hay que poner el punto de mira es la eficiencia energética del edificio, que debe diseñarse desde la fase de proyecto, aunque también están implicados lógicamente la posterior gestión del usuario y sobre todo el mantenimiento que se realice de los sistemas, que garanticen la conservación de los niveles de eficiencia a lo largo del tiempo. Toda construcción sostenible debe emplear en la edificación fuentes de energía renovables para suplir una parte de la demanda energética consumida: energía solar térmica, energía fotovoltaica, etc.

 

Construcción sostenible: Sistemas energéticos más eficientes.

Uno de los puntos clave de toda edificación sostenible es aumentar la eficiencia de los sistemas de climatización del edificio, ya que son uno de los focos de impacto ambiental de la edificación y además la optimización de dichos sistemas permite conseguir un importante ahorro energético del edificio.

Existen alternativas más eficientes como pueden ser:

  1. Suelo radiante.
  2. Aerotermia.
  3. Ventilación de doble flujo.

Otras alternativas que mejoran la eficiencia energética serían:

  1. Utilizar aislamientos contra la radiación solar
  2. Aprovechamiento al máximo de la luz natural
  3. Emplear sensores de luz para evitar consumos innecesarios
  4. Utilización de equipos y sistemas con alto grado de eficiencia energética
  5. Instalación de sistemas de seguimiento de los consumos energéticos del edificio
  6. Sustitución de calderas con combustibles fósiles por sistemas menos contaminantes
  7. Instalación de sistemas para el control de parámetros como la temperatura, la humedad y la iluminación
  8. Instalación de sistemas para el control del CO2 que permiten ajustar el nivel de la ventilación
  9. Diseño bioclimático de la edificación, considerando la orientación solar, lo que evite gastos energéticos prescindibles.
construccion sostenible

Construcción Sostenible.

Construcción sostenible: Rehabilitación de edificios.

La construcción sostenible también debe basarse en un pilar clave, que es el de priorizar la rehabilitación de viviendas existentes frente a las nuevas construcciones.  Esto implica una reducción importante en las emisiones, evitando el levantamiento de nuestras estructuras y todos los impactos ambientales asociados a las nuevas obras.

Construcción sostenible: Gestión de residuos.

Medidas que optimicen la aplicación de las 3 R en las obras es fundamental para un gestión correcta de los residuos: reducir, reutilizar y reciclar. Frecuentemente vemos contenedores de obra llenos de residuos que deben ser reciclados (papel, vidrio, envases) en lugar de ser destinados al contenedor general de escombros.

Igualmente importante es la gestión segregada y correcta de los residuos peligrosos que deben ser tratados conforme marca la legislación.

Además, si realizamos movimientos de tierra es importante valorar si los residuos generados tienen algún tipo de peligrosidad, realizar su correcta caracterización, para determinar la mejor de las gestiones posibles según la naturaleza del residuo. Estas caracterizaciones deben ser realizadas por entidades acreditadas para ello.

Construcción sostenible: Formación de trabajadores.

Para que se produzca un cambio real en el sector construcción es necesaria una sensibilización y formación de los trabajadores, para que sepan y sean conscientes de la importancia de implantar buenas prácticas ambientales en las construcciones. Toda empresa constructora que quiera ser sostenible debe tener implementado un plan de formación para sus empleados

Análisis de ciclo de vida.

Debemos diseñar y construir edificios pensando en todo el ciclo de vida de la construcción, de manera que una vez acabe la vida útil de un edificio, en lugar de demolerlo pueda ser desmontado y reconstruido. Para ello es fundamental realizar estudios de Análisis de ciclo de vida para los proyectos que nos permitan saber dónde están los puntos críticos a nivel ambiental para poder atajarlos y buscar alternativas más sostenibles, considerando la construcción desde la cuna a la tumba, es decir, durante todo su ciclo de vida

Huella de carbono.

Disponer de un cálculo de huella de carbono es el mejor indicador para saber cómo vamos avanzando en la mejora ambiental de la construcción. También podemos aplicarlo a los materiales de construcción empleados, buscando alternativas con menor huella de carbono.

Optimización del agua.

No solo es importante realizar una correcta gestión del agua tanto a nivel de consumos como de vertidos durante la ejecución de la obra. Sino que en el propio diseño arquitectónico del edificio sostenible debemos buscar la manera de lograr el máximo aprovechamiento y optimización de este recurso tan valioso. Instalar una red separativa de aguas grises y negras en las viviendas de nueva construcción, puede ser la mejor manera para recircular el agua de duchas, lavamanos y fregaderos a las cisternas de los inodoros como método de ahorro.

Gestión de las emisiones.

Los materiales depositados en la obra, como escombros, o material pulverulento pueden generar emisiones difusas que deben ser atajadas. Cubrir mediante lonas estos contenedores así como los vehículos que transportan estos materiales es una medida a la vez que eficiente muy sencilla de aplicar en cualquier construcción sostenible.

Edificios verdes y urbanismo.

La construcción sostenible abarca también el entorno de la edificación y la gestión urbanística de las ciudades, mediante el establecimiento de áreas ecológicas, zonas verdes, carriles para bicicletas. En resumen, mediante una construcción sostenible se reduce al mínimo el consumo de agua, de materias primas, de energía, se ayuda a realizar una gestión correcta de los suelos, se evita la generación de residuos y en caso de que se generen se garantizaría su correcta gestión, se ayuda a minimizar las emisiones y en resumen se reduce al máximo posible la generación de impactos ambientales a lo largo del ciclo de vida completo del edificio.

Ventajas de la construcción sostenible.

Son innumerables las ventajas competitivas que para todo el sector de la construcción tiene la implantación de medidas de construcción sostenible. Enumeramos las más relevantes:

  1. Contribución a la mejora ambiental y a la protección del planeta.
  2. Mejora de la imagen y posicionamiento de marca de la empresa constructora al relacionarse con valores más respetuoso con el medio ambiente.
  3. Reducción de los consumos, ahorros de costes.
  4. Promoción de la expansión de un mercado verde, optimizando el ciclo de vida del edificio lo que supone un aumento del valor de la propiedad.
  5. Mejora la calidad de vida y salud de las personas que habitan en el edificio.

En el caso de que las empresas constructoras quieran optar a licitaciones de obra pública es imprescindible contar con herramientas como el análisis de ciclo de vida o estudios de huella de carbono, puesto que la reciente normativa que se está desarrollando en la materia aboga por este tipo de contratación verde.

Métodos de evaluación de la construcción sostenible.

Dado que valorar en toda su extensión si una construcción es sostenible es algo complejo, se han desarrollado herramientas para ayudar a evaluar el grado de sostenibilidad de las edificaciones. Existe un gran número de certificados de construcción sostenible que nos pueden servir como métodos de evaluación; por citar los más conocidos: LEED, BREEAM, HQE en Francia, CASBEE en Japón, o el Green Building Council España (GBCe).

 

2022-07-06T11:29:47+02:00 martes, 5 de julio de 2022|PLB NOTICIAS|