EVITAR ECO Y REVERBERACIÓN.

//EVITAR ECO Y REVERBERACIÓN.

Reverberaciones y ecos, cómo evitarlos

  • Reverberaciones y ecos, cómo evitarlos

CONTROLANDO EL CONFORT ACÚSTICO: MÁS ALLÁ DEL AISLAMIENTO, LA LUCHA CONTRA ECOS Y REVERBERACIONES.

DESCUBRE CÓMO EL DISEÑO INTELIGENTE Y MATERIALES ABSORBENTES DE KNAUF TRANSFORMAN ESPACIOS RUIDOSOS EN AMBIENTES SERENOS.

INTRODUCCIÓN.

Cuando hablamos de aislamiento acústico, a menudo nos enfocamos en evitar que el ruido se propague de una habitación a otra. Sin embargo, en entornos con alta afluencia, como locales comerciales, es igualmente crucial abordar otro aspecto: controlar los ecos y las reverberaciones que pueden generar molestias auditivas. En este artículo, exploraremos cómo este problema surge y cómo los elementos absorbentes de Knauf pueden transformar un espacio ruidoso en un oasis acústico.

EL DESAFÍO DE LAS SUPERFICIES REFLECTANTES.

En términos simples, el problema de los ecos y las reverberaciones surge en espacios amplios con superficies lisas y no absorbentes en sus paredes, suelo y techo. En esta configuración, el sonido rebota repetidamente en las superficies, creando una superposición de ondas sonoras que amplifica el ruido y genera ecos, dificultando la claridad auditiva.

La solución radica en la incorporación de elementos absorbentes que contrarresten este efecto de rebote. Una opción efectiva es aprovechar el techo suspendido, donde un diseño adecuado puede romper el ciclo de las ondas sonoras y materiales de calidad pueden absorber gran parte del ruido.

LAS SOLUCIONES KNAUF PARA EL CONFORT ACÚSTICO.

Knauf ofrece dos líneas de productos especialmente diseñadas para abordar este desafío:

  1. Techos Continuos Cleaneo y Fumi: Estos sistemas no solo proporcionan un alto nivel de absorción acústica, sino que también presentan características estéticas atractivas. Con su diseño inteligente, ayudan a disipar las ondas sonoras y mejorar el confort acústico en una variedad de entornos.
  2. Techos Registrables Danoline y Fibralith: Estos sistemas permiten un fácil acceso a las instalaciones detrás del techo, al tiempo que ofrecen una solución eficiente para controlar los ecos y las reverberaciones. Su capacidad de absorción acústica contribuye a la creación de espacios tranquilos y agradables.

SELECCIÓN DE LA ABSORCIÓN ADECUADA.

Para determinar la solución más apropiada, es esencial realizar un cálculo previo del nivel de absorción necesario. Este cálculo depende de diversos factores, como el tamaño de la sala, el tipo de actividad que se llevará a cabo y la cantidad de personas que la ocuparán. Al elegir el producto con la absorción adecuada, podrás cumplir las necesidades de confort acústico de manera efectiva.

El confort acústico es esencial para crear entornos armoniosos y funcionales, especialmente en espacios con alta afluencia. Los productos de absorción acústica de Knauf ofrecen soluciones efectivas para controlar los ecos y las reverberaciones, transformando los espacios ruidosos en oasis serenos. En próximos artículos, exploraremos en detalle las características de nuestras líneas de productos.

Según el Código Técnico DB HR Protección frente al ruido, en su punto 2.2. dice:

LOGRANDO EQUILIBRIO ACÚSTICO: VALORES LÍMITE DE TIEMPO DE REVERBERACIÓN PARA ESPACIOS CONCURRIDOS.

La acústica de un espacio puede tener un impacto significativo en su funcionalidad y confort. Ya sea en un aula llena de estudiantes, una sala de conferencias con asistentes o un restaurante animado, el tiempo de reverberación juega un papel crucial en la claridad auditiva y la experiencia general. En este artículo, exploraremos los valores límite recomendados para el tiempo de reverberación en diferentes entornos y cómo calcularlo utilizando la expresión de Sabine.

TIEMPO DE REVERBERACIÓN: UNA CLAVE PARA LA CLARIDAD ACÚSTICA.

El tiempo de reverberación se refiere al tiempo que tarda un sonido en disiparse en un espacio después de que la fuente de sonido se haya apagado. Demasiado corto y el entorno puede sentirse árido y poco natural; demasiado largo y las palabras y los sonidos pueden mezclarse, dificultando la comprensión.

VALORES LÍMITE PARA ESPACIOS ESPECÍFICOS.

Para lograr una acústica equilibrada en diferentes tipos de espacios, se han establecido valores límite recomendados para el tiempo de reverberación:

  1. En aulas y salas de conferencias vacías con un volumen menor a 350 m³:
    • Menos de 0,7 segundos si están sin ocupación ni mobiliario.
    • Menos de 0,5 segundos si se consideran las butacas.
  1. En restaurantes y comedores vacíos:
    • Menos de 0,9 segundos.

Estos valores están diseñados para asegurar una experiencia auditiva óptima en cada contexto, evitando ecos excesivos y garantizando una comunicación clara.

CALCULANDO EL TIEMPO DE REVERBERACIÓN.

Para estimar el tiempo de reverberación de un espacio, se utiliza la expresión de Sabine. Esta fórmula relaciona el tiempo de reverberación con el volumen del espacio y su capacidad de absorción acústica. La fórmula es la siguiente:

Tiempo de Reverberación (T60) = (0,161  Volumen) / Área de Absorción Total

Donde:

  • Volumen se mide en metros cúbicos (m³).
  • Área de Absorción Total se mide en metros cuadrados (m²).

Fórmula de Sabine

Al calcular el área de absorción total, se consideran todas las superficies, incluidas paredes, techos y suelos, así como los elementos de mobiliario y decoración.

El tiempo de reverberación es una variable crítica en la acústica de los espacios concurridos. Siguiendo los valores límite recomendados y utilizando la expresión de Sabine, es posible diseñar y adaptar la absorción acústica de los espacios para lograr un equilibrio entre claridad, comodidad y experiencia auditiva enriquecedora.

Considerando:

V = volumen del recinto

TR= tiempo de reverberación.

A = Absorción acústica de la sala, que se calcula sumando la absorción de cada una de los paramentos que componen el recinto, más la absorción acústica media equivalente de cada objeto absorbente de la sala.

A = Aparedes + Asuelo + Atecho

  • = α . S
    • α= coeficiente de absorción del material
    • S= superficie del paramento donde se coloca.

Como vamos a hacer un primer tanteo, vamos a suponer el caso más desfavorable, que sería con  la sala vacia y  absorción nula en las paredes y suelos, por lo que:

A= Aparedes+Asuelo+Atecho = 0 + 0 + Atecho =  α(techo) . Stecho

Tomemos como referencia una cafetería con una superficie de 56 m2 y una altura de suelo a forjado de 3,6 m. Decidimos colocar el techo suspendido a una altura de 3,20. Por lo tanto su volumen será de 179,2 m3.

Datos:

Stecho= 56 m2

V= 179,2 m3

TR = 0.9 (según norma, punto 2.2)

cálculo de Sabine

Por lo tanto α = 0,57

Con este dato como valor mínimo, podemos elegir un modelo de placa, que colocada en el 100% de la superficie del techo, nos eliminará nuestro problema en el peor de los casos posibles.

Por ejemplo la Cleaneo Rectilinea 8/18 R, que con un plenum de 400 mm da un α=0.6.

Cleaneo Rectilinea 8/18 R

También podremos resolverlo, como habíamos apuntado, con un modelo de la gama Fibralith

Fibralith

Por otro lado,  podemos hacer la simulación  teniendo como dato el coeficiente de absorción del producto y comprobando cuantos m2 de techo necesitaríamos colocar. Tomando el mismo caso, si queremos instalar un techo Fibralith con un α = 0,95:

cálculo Sabine techo Fibralith

Tendremos que la S, superficie del techo mínima que debemos colocar, será de 33,74 m2 del total de los 56 m2 originales.

Estos cálculos no son más que una línea de aproximación para hacernos una idea de lo que podemos necesitar. Cualquier caso más complejo debe ser estudiado por un técnico competente.

CONTACTO Y MÁS INFORMACIÓN.

www.plb.cat

info@plb.cat

2024-02-06T11:55:07+01:00 jueves, 22 de diciembre de 2022|PLB NOTICIAS|